Trabajo Colaborativo

Como trabajo colaborativo se entiendo aquel en el que los miembros de un equipo aportan sus ideas y conocimientos a propósito de alcanzar una meta en común. Este trabajo se lleva a cabo dada la existencia de un sistema socio–técnico que facilita una cooperación eficaz, gerando así un resultado por parte de todos los participantes. Estos se realiza sin ningún tipo de obligación formal entre los colaboradores y el proyecto.

A diferencia del trabajo en equipo en el que se persiguen resultados optimizados, en el colaborativo se persigue la producción de conocimientos. Además, difieren en cuanto a las dinámicas de trabajo, por cuanto en el trabajo colaborativo las figuras de líder o coordinador surgen de forma espontanea mientras que en el trabajo en equipos, estas son definidas con rigidez.

Así pues, el trabajo colaborativo es un método de mayor flexibilidad que facilita conseguir resultados diferentes, —aunque no precisamente los mejores— del trabajo en equipo. En términos generales, el trabajo colaborativo se trata de una forma de ordenar o estructurar las tareas de un proyecto que ha tomado una nueva dimensión, gracias al internet y las nuevas herramientas de información y comunicación de las que disponemos en la actualidad.

Una de sus características es que los colaboradores trabajan de manera conjunta, simultanea y sin ningún vínculo en común. Cada uno aporta, colabora y participa en las áreas sobre las que tiene mayor dominio o conocimiento, no olvidando que el propósito de este método es compartir los conocimientos bajo un concepto desprendido del saber, es decir, no hay un autor exclusivo para estos trabajos. A modo de ilustración, las plataformas de Wikipedia, el Proyecto Gutenberg y la de Linux son algunas en las que se lleva a cabo el trabajo colaborativo. 

Su fundamento está en lograr una meta común a través de la interacción, lo que implica no solo adquirir conocimientos y ponerlos en práctica sino también las habilidades y actitudes. Se debe tener presente que el trabajo colaborativo no puede convertirse, por ningún motivo, en un reparto de tareas en compartimientos cerrados, pues se trata de construir un proyecto común.  Aunado a esto, solo se conseguirá éxito si los miembros del grupo aprenden del otro y alcanzan ciertas premisas elementales:

  • Participación de todos los miembros.
  • Coherencia con los objetivos.
  • Factibilidad.
  • Flexibilidad.
  • Estructuración por etapas

¿Cuáles son los elementos del trabajo colaborativo?

El trabajo colaborativo se compone de diversos elementos sin los cuales no sería posible su realización con éxito, entre los que destacan los objetivos, la motivación, productividad, ambiente y el aporte individual, por supuesto. Estos se describen a continuación:

  • Propósito. Objetivos de la empresa que desea comunicar a otros sus conocimientos. O bien, pueden ser los objetivos de personas particulares con un proyecto establecido.
  • Ambiente. Como se trata de un entorno virtual, el ambiente se refiere al software abierto y la participación individual de cada miembro.
  • Motivación. Quienes participan en el proyecto, están convencidos de cuan necesario es compartir los conocimientos y sienten pasión por él.
  • Aporte individual. Esto se fundamenta en los conocimientos y experiencias de cada individuo que participa en el proyecto y lo comparten con otras personas conocidas o extrañas
  • Productividad. El objetivo es, como se ha dicho, compartir conocimientos. La productividad será medida por la cantidad de consultas y de contenido que los usuarios generan.

 

Pero, ¿qué se puede lograr con el trabajo colaborativo?

Como se ha visto, el trabajo colaborativo promueve la participación de personas que desean compartir con otros sus conocimientos sobre un tema en particular, pero más allá de desarrollar un proyecto común y adquirir más conocimientos, el trabajo colaborativo permite, entre otras cosas, las siguientes:

  • Captar y fidelizar nuevos talentos.
  • Determinar quienes son los profesionales con mayor potencial.
  • Integrar y enriquecer a las diversas generaciones que laboran dentro de la empresa.
  • Obtener ventajas competitivas con respecto a otras empresas.
  • Aumentar el compromiso de los profesionales.
  • Contribuye en la adaptación a los cambios
  • Optimizar el clima laboral.

No obstante, el trabajo colaborativo pudiera verse afectado o impedido por ciertas circunstancias como pueden ser la desmedida jerarquía dentro de la empresa que no contribuye en la difusión de conocimientos a todas las direcciones posibles. Aunado a esto, otro factor que puede impedir que se realice el trabajo colaborativo es la ideología de los profesionales centrada en la vulnerabilidad, inseguridad, protección del estatus, perdida de poder, entre otros. También la falta de confianza para pedir ayuda cuando se necesite, el no saber quién dispone de más información, la carencia de herramientas comunicacionales dentro de la empresa como las redes sociales, por ejemplo.

¿Cómo favorecer el trabajo colaborativo?

  • Espacios abiertos. Locaciones que contribuyan a la interacción, conexión, difusión de conocimientos y experiencias, integración de los equipos de trabajo, entre otros.
  • Equipos multidisciplinarios. Para desarrollar determinados proyectos. Estos hacen posible la cooperación de los diferentes perfiles, aportando mayor capacidad en cuanto a la toma de decisiones.
  • Promover y administrar la diversificación de generaciones. Desde los Millenials hasta la Generación Z incluso personas que ya requieren de su jubilación, conviven dentro de las empresas hoy día, lo que se traduce en aportes significativos de conocimientos y experiencias.
  • Impulsar los entornos colaborativos. Las redes sociales, los proyectos inter-departamentos, son algunas formas de crear vínculos, mejorar la comunicación interna, y explotar la creatividad de los trabajadores.
  • Reconocer el trabajo realizado. Ya sea con una retribución monetaria o de algún otro tipo, es importante que el trabajo de los profesionales sea reconocido, de modo que ellos se sientan motivados.

En conclusión, la estrategia del trabajo colaborativo es importante pues facilita la participación conjunta de los miembros en pro de alcanzar metas comunes. En otras palabras, es un método de enseñanza – aprendizaje que busca explotar al máximo las relaciones interpersonales, la creatividad y la transmisión de conocimientos y habilidades. Además, el trabajo colaborativo ayuda a dominar el aislamiento y las posiciones de ventaja que afectan el funcionamiento de los grupos.

¿Tienes alguna duda o necesitas ayuda? ¡Contáctanos! Con gusto te asesoraremos.

Deja un comentario