Liderazgo en tiempos de pandemia

Nadie imaginaría que el año 2020 sería testigo de una pandemia que nos mantendría confinados en nuestras casas por tanto tiempo. La aparición del COVID-19 ha traído una serie de cambios a nivel mundial, que ha alterado por completo nuestros hábitos; la rutina diaria se ha visto forzada a cambiar y vemos de cerca como esta enfermedad amenaza nuestra seguridad y nuestra salud.

En vista del panorama actual, el comercio mundial ha sufrido descalabros a causa del cierre de fronteras. De hecho, la economía en muchos países se ha desplomado al punto que la mayoría de las empresas se han visto obligadas a suspender sus operaciones por tiempo indefinido. El mundo laboral se ha visto seriamente afectado, vemos como otras empresas han cerrado sus puertas ocasionando despidos masivos, otras siguen laborando a media marcha y muchas más continúan sus labores de manera virtual, considerando además, el impacto emocional que esta situación ha producido tanto en los trabajadores como en sus líderes, enfrentándose a situaciones complejas como la sobrecarga de información cierta o no y la incertidumbre de no saber cuánto tiempo permaneceremos confinados o en cuarentena, aun cuando es la Organización Mundial para la Salud (OMS) el organismo que ha coordinado y registrado a nivel mundial todo lo referente a la pandemia que ahora enfrentamos.

De igual manera, los países, especialmente, los menos desarrollados luchan y compiten por obtener los recursos sanitarios necesarios para hacer frente a esta pandemia, además de tomar medidas de precaución como la suspensión de exportaciones e importaciones de algunos productos para evitar la propagación del COVID-19. Toda esta situación genera preocupación, por lo que es en estos momentos donde se requiere la cooperación de todos. Ahora bien, a diferencia de estos, naciones como Paises Bajos plantean cambiar por completo su sistema económico y romper su modelo de consumo, dado que no requieren de ayudas económicas para sobrellevar la crisis generada por el virus.

Sin embargo, bajo este escenario de incertidumbre, las empresas se han visto  en la necesidad de implementar nuevas formas para trabajar y buscar el apoyo de las herramientas tecnológicas para obtener los resultados que se han propuesto, y, el gerente o líder de la organización necesita estrategias para motivar y gestionar sus equipos de trabajo, en función de cumplir las metas comunes, aun cuando el contexto no es el más prometedor.

Durante las crisis, los líderes deberán hacer frente a múltiples desafíos, pero, sin duda, el principal es lograr convertir en una oportunidad todas aquellas amenazas y problemas que se puedan suscitar. Al respecto, es necesario para el líder fomentar la confianza entre sus trabajadores, para mantenerse al frente y obtener un buen apoyo. Por ello, es imperativa la motivación y el impulso por parte del líder hacia su equipo.

En el caso que decida realizar teletrabajo y convertirse en un líder digital, debe considerar varios aspectos para obtener las metas propuestas:

El primer aspecto es mantener una comunicación clara y constante con el trabajador, interesarse en como se siente, cuales son sus temores, como están sus familiares. Mantener un canal abierto para expresarse con libertad ayudará a fomentar la confianza en el equipo.

Un segundo aspecto es hacerles ver que hay que continuar con los objetivos trazados, aunque de manera diferente, por lo que el apoyo del trabajador es fundamental.

En tercer lugar, acordar con el trabajador cómo será la entrega del trabajo, qué indicadores serán medidos y qué espera el mejor resultado de ellos. Además, debe tener en cuenta el uso de la tecnología y de las facilidades que brindan, para mantener una comunicación abierta.

Es importante también la actitud de calma y serenidad que se pueda transmitir al equipo frente a los obstáculos que puedan presentarse. El trabajador debe sentir que tiene a su lado un apoyo más que a un jefe. El líder debe valorar y reconocer las opiniones de su equipo, así como el esfuerzo para llevar a cabo sus funciones. De esta manera, se fortalecerá la unión entre el líder y sus trabajadores.

¿Cómo enfrentar las situaciones críticas?

En estos tiempos, el líder se convierte en un facilitador que prevee las situaciones de cambio y equipa a sus trabajadores con los recursos necesarios para encarar la situación. Así pues, algunas sugerencias que pueden ser útiles son las siguientes:

  • Dar prioridad a los objetivos de corto plazo, y destinar los recursos a las tareas inmediatas.
  • Ser optimista, pues esto facilita superar los retos y desafíos que puedan presentarse.
  • Fomentar el trabajo en equipo, es importante que el líder impulse la unidad y cohesión entre sus trabajadores, pues contribuye a un mejor desempeño y responsabilidad personal en la consecución de los objetivos. 
  • Estimular e incentivar la participación y cooperación de cada trabajador, tratándolos a todos por igual, sin mostrar preferencias que pudieran generar conflictos o cambios en el ambiente laboral.
  • Reconocer y apreciar el trabajo desempeñado con excelencia y esmero, también las ideas que cada trabajador aporte para alcanzar el éxito de los objetivos propuestos.
  • La empatía y la comprensión, son dos factores que el líder debe reflejar en estos tiempos, puesto que la exposición al temor y la angustia por lo desconocido está latente en el ambiente.
  • Mantener una comunicación transparente y abierta, evitando los rumores y comentarios que pudieran generar desconfianza o temor en los trabajadores.

El líder debe procurar el manejo de la información correcta, de lo contrario sería un elemento que podría afectar negativamente su imagen ante los trabajadores, por lo tanto, resulta necesario determinar que datos le son útiles y desechar aquellos que puedan generar conflictos. Además es importante que los trabajadores conozcan los avances grandes o pequeños pues estos estimularán y animarán a un mejor desempeño.

A modo de cierre, es preciso destacar que en los tiempos de crisis, los líderes deben mostrar empatía, calidad humana y autenticidad, además de tener claridad sobre el panorama real y los problemas que deben enfrentar sin caer en la negatividad, fomentando una buena comunicación, lo que optimizará el clima laboral y la confianza en sus trabajadores.

No olvides compartir este artículo con tus compañeros de trabajo, y por supuesto, seguir navegando entre toda la información que tenemos para ti.

Deja un comentario